4.11.16

Almée, una bailarina egipcia

Gunnar Berndtson (1883)
Ateneumin Taidemuseo - Suomen Kansallisgalleria

'Sus pies se adelantaban el uno al otro 
al ritmo de la flauta y de un par de crótalos. 
Sus brazos torneados llamaban a alguien que huía siempre. 
Ella lo perseguía, más ligera que una mariposa, 
como una Psique curiosa, como un alma vagabunda, 
y parecía a punto de volar'.
-Herodías, Gustave Flaubert-

No hay comentarios:

Publicar un comentario