30.1.15

El despertar de la conciencia

William Holman Hunt (1853)
Tate Britain

Dentro de la temática prerrafaelita, y dentro de su peculiar forma de entender la moralidad, también podemos encontrar alguna pintura referente al moralismo victoriano.
Este cuadro de Hunt presenta la escena de lo que a primera vista son dos jóvenes enamorados en un lujoso salón repleto de rico mobiliario, pero el pintor nos deja algunas claves para interpretar lo que está sucediendo.
El título es explícito, porque la joven que se levanta repentinamente del regazo masculino debido a ese 'despertar' de su conciencia: un hombre rico acomoda una vivienda para su 'entretenida', pero antes de pecar la chica, con cara de iluminada, siente que aún puede llevar una vida digna y en la inocencia. Lo que la hace despertar es la canción que el hombre canta, una canción que la lleva a su niñez y le hace recordar.

La partitura de 'Oft in the Stilly Night'
de Thomas Moore, se encuentra sobre el piano,
sus palabras abren los ojos de la joven

Sabemos que es soltera porque Hunt pinta anillos en todos sus dedos a excepción de en el anular, donde llevaría la alianza de boda, resaltando así su ausencia. Bajo las manos unidas de la mujer él abre la suya esperando a recibir su recompensa. Y sabemos que no ha pecado porque lleva el cabello suelto, signo en este caso de que es doncella.

Ninguna alianza adorna el anular de la mano izquierda
de la joven, aunque el resto de sus dedos lucen anillos

Otros símbolos aparecen en este cuadro: el guante tirado a sus pies, símbolo del honor que está a punto de perder,  y tras la silla en la que se acomoda el caballero un gato de mirada maligna y con el que este se identifica, intenta atrapar a un pequeño pajarillo, la joven, que huye a duras penas.

El gato y el gorrión resumen las actitudes y
personalidades de los protagonistas de la pintura:
el felino cazador y el ave que huye



No hay comentarios:

Publicar un comentario