20.5.15

Joyería con piedra turquesa

Turquesas en la joyería del siglo XIX, a menudo combinadas con diamantes o perlas
Selección Arte XIX
Fots. vía Pinterest

La turquesa se llamaba antiguamente ‘piedra turca’, de ahí viene su nombre, debido a que la mayor parte de las turquesas adquiridas para Europa provenían de su mercado, al cual llegaban directamente desde Persia. Es una piedra poco frecuente y por lo tanto valiosa, muy apreciada por su hermoso color en el siglo XIX. En esta época solía emplearse con frecuencia en broches y colgantes, a menudo en estilo ‘pavé’, con pequeñas turquesas en cabujón cubriendo una amplia parte de la joya como si fuera un ‘empedrado’.

No hay comentarios:

Publicar un comentario