28.3.15

Visita al Cementerio Sacramental de San Isidro (I)

El Sacramental de San Isidro, un cementerio llamado así de forma abreviada, es un cementerio abierto tras la ermita de San Isidro Labrador en Madrid en 1811. En sus inicios sirvió para dar sepultura a los cofrades de la Archicofradía Sacramental de San Pedro, San Andrés, San Isidro y de la Purísima Concepción. En la actualidad es un cementerio histórico y monumental que organiza visitas, con diferentes rutas, para deleite de los amantes del arte. Hemos pedido a algunas amigas que nos envíen por escrito sus impresiones acerca de una de estas visitas, que también nos han acompañado de preciosas imágenes, y nos lo han contado tal que así... 


TEXTO E IMÁGENES NURIA GARCÍA B. | Mi visita al Cementerio de San Isidro se realizó el sábado 21 de Enero de 2015 y me encantó. La guía es fantástica: Nos ilustró con sus conocimientos, recorriendo las tumbas y panteones de algunos ilustres que yacen en el que es el cementerio más antiguo de Madrid.
Nos explicaron que no podíamos dejar de lado los nichos, que también tienen mucho que contar y nos relataron que antiguamente la gente que tenía más posibles era enterrada en nichos, cuanto más altos mejor para estar lejos del suelo, donde eran enterrados los menos afortunados, muchos de ellos incluso en fosas comunes. Entre otras curiosidades nos hablaron de los búhos, presentes en muchas tumbas por su visión en la oscuridad y su significado místico y espiritual. 

Los trabajos artísticos funerarios presentan maravillosas alusiones a la Muerte a través de animales, plantas, y otros símbolos que se identifican con ella

Con la visita se tienen varios privilegios, entre ellos el poder entrar en un panteón que se está reformando. Otro de esos privilegios es el de poder hacer fotografías en su interior, ya que sólo está permitido con autorización del cementerio o, como fue el caso, la autorización que daba la propia visita. Se nos pidió que borráramos los nombres que se vieran en las tumbas, si íbamos a publicar las fotos, por respeto a las familias.

Impacto de bala sobre una lápida funeraria

Es un cementerio donde se puede ver la huella de la Guerra Civil, al haber sido frente de batalla. 
Aunque tuvimos que caminar entre algunos tablones y hubiera alguna que otra máquina de trabajo, es agradable ver que se está trabajando en el cementerio y no va a caer en el olvido. Pude disfrutar de verdaderas obras de arte en un día ideal, nublado pero no frío, amenazando con llover pero sin llegar a hacerlo, tan solo unas pequeñas gotas al final de la visita. Espero poder volver y recorrerlo con más tiempo.





No hay comentarios:

Publicar un comentario