15.3.15

Guárdate de los Idus (II)

La muerte de César, Carl Theodor von Piloty (1865)

En cuanto se sentó, le rodearon los conspiradores con pretexto de saludarle; en el acto Cimber Telio, que se había encargado de comenzar, se le acercó como para dirigirle un ruego; mas negándose a escucharle e indicando con el gesto que dejara su petición para otro momento, le cogió de la toga por ambos hombros, y mientras exclamaba César: Esto es violencia, uno de los Casca, que se encontraba a su espalda, lo hirió algo más abajo de la garganta. Le cogió César el brazo, se lo atravesó con el punzón y quiso levantarse, pero un nuevo golpe le detuvo.

Los doce Césares, Suetonio. LXXXII.

No hay comentarios:

Publicar un comentario