11.2.15

La esmeralda en la joyería del siglo XIX

Alfons Mucha (1900)

Parece ser que en la Antigüedad muchas piedras verdes eran confundidas con las esmeraldas y llamadas así. La fuente de mayor provisión de las mismas se encontraba en Egipto, Cleopatra las atesoraba con verdadera pasión, más aún que cualquier otra piedra preciosa.
El descubrimiento de América marcó un punto de inflexión en su historia, con las minas de Colombia y Brasil, por su abundancia y excelencia.
En la actualidad la esmeralda es la piedra preciosa de valor más elevado, duplicando e incluso triplicando el de los diamantes. Esto es debido a que solamente un porcentaje muy pequeño de las esmeraldas extraídas llegan a tallarse, y una mínima parte de estas está libre de inclusiones y presenta una calidad perfecta.

Esmeraldas en la joyería del siglo XIX
Fots. vía Pinterest, gracias a Maje Cabrera y Mercedes López Ordiales
Selección Arte XIX

En la joyería del siglo XIX son muchas las piezas que presentan esmeraldas. Las joyas modernistas habitualmente, aunque el verde es un color de especial valor en este estilo, suelen emplear otras piedras más económicas como alejandritas, crisoprasas, peridotos o crisoberilos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario