20.1.15

Simbología de la luna en la joyería victoriana

La luna en la joyería victoriana
Fots. vía Pinterest

La luna es el símbolo de la noche, de lo femenino, guardiana de los ciclos del tiempo, de la muerte y el renacimiento. Se asocia a las diosas Isis y Diana, y la luna junto a la estrella es el símbolo de Astarté.
Nos preguntábamos, revisando la joyería victoriana, por el significado de la luna en aquella época, ya que está muy presente sobre todo en broches que se prendían en la ropa o en el pelo. Acudimos a Nuria Lázaro Milla, historiadora del Arte y especialista en joyería del siglo XIX, que nos comentaba lo siguiente y nos ponía algunos ejemplos:

‘Probablemente el gusto por el cuarto creciente o ‘croissant’ se debe, por una parte, a la delicadeza y elegancia propia del motivo y, por otra, porque se identifica, como las estrellas, con la noche, esto es, con lo misterioso, lo oculto, lo desconocido, el sueño… Además, hace referencia a la diosa Diana, cazadora, sí, pero encarnación de una sensualidad virginal muy atractiva. De hecho, fue habitual lucir los ‘croissants’ adornando el cabello, siguiendo la iconografía clásica. Los maridos británicos solían regalar a sus esposas alfileres de media luna con un pequeña abeja posada en ella.
 

‘La señora de Delicado de Imaz’
Vicente López Portaña (c. 1833)
Museo Nacional del Prado, Madrid

En el retrato de ‘La señora de Delicado de Imaz’, de Vicente López Portaña (c. 1833, Museo Nacional del Prado, Madrid), la dama lleva una aguja con una estrella abrazada por un cuarto creciente. Las agujas para adornar los moños estuvieron muy de moda a finales del siglo XVIII y principios del XIX, se pueden observar en algunos retratos de Goya, por ejemplo (no confundir con las piochas, que son algo diferentes, aunque en ocasiones se utilizan como sinónimos).

Detalle de ‘La señora de Delicado de Imaz’
Vicente López Portaña (c. 1833)
Museo Nacional del Prado, Madrid

En el retrato de John Singer Sargent, ‘Madame X’ (1884, Metropolitan Museum of Art, Nueva York) hay que prestar un poco de atención, pero puede apreciarse una media luna encima de la frente llevada 'à la Diane', es decir, emulando la iconografía de la diosa clásica. En este caso creo que podría establecerse una relación entre la belleza y sensualidad de la dama y la noche como momento en el que dar rienda suelta a la voluptuosidad y las pasiones’.

Detalle de ‘Madame X’
John Singer Sargent (1884)
Metropolitan Museum of Art, Nueva York

Gracias a Nuria Lázaro Milla por compartir sus conocimientos y ejercitar la paciencia con nosotros, y a Mariona Tella, otra sabia, por recomendarnos la página www.morninggloryantiques.com donde se habla de simbología en la joyería.

No hay comentarios:

Publicar un comentario