19.1.15

La Gran Puerta de Hampton Court

Henri Le Sidaner (1908)
Colección privada

Una imagen fantasmagórica, muy propia de Le Sidaner, de un palacio asociado a los Tudor y especialmente a Enrique VIII. Fue construido para Thomas Wolsey aproximadamente en 1514, cuando éste cayó en desgracia pasó a manos del rey, y fue su residencia desde 1536.
El palacio, uno de los favoritos de Enrique VIII, fue jaula de oro para su esposa Catalina Howard cuando, después de ser acusada de adulterio, fue encerrada en una de sus habitaciones. De allí logró escapar -se han descubierto múltiples portezuelas secretas- pero fue capturada y murió decapitada al cabo de unos días. Se cuenta que en el pasillo donde fue descubierta el espíritu de la Howard se aparece, en él dicen que se oyen sus gritos y se materializan misteriosos rastros de sangre: la reina Isabel II encargó en 2001 un estudio para detectar actividad paranormal y, al parecer ocurrieron fenómenos inexplicables entre los que se detectaba la figura de la esposa asesinada. Deliciosas historias de fantasmagoría inglesa similares a las de época victoriana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario