15.12.14

La fiesta de Baltasar

John Martin (1820)
Yale Center for British Art


Una pintura tremenda, misteriosa y enorme (2,50 cm de ancho), narra la historia de Baltasar de Babilonia: cuenta el Libro de Daniel que Baltasar profanó los vasos del templo de Jerusalén, llevados a Babilonia como botín, al mandarlos usar como servicio de mesa de sus cortesanos. En ese momento apareció una misteriosa mano que dejó escritas sobre la pared unas palabras ininteligibles. Sólo el profeta hebreo Daniel supo descrifrarlas, anunciando que tan osada soberbia sería castigada con la muerte de Baltasar y la caída de su reino. 
Una pintura muy famosa ya había reflejado este momento en 'El festín de Baltasar', pintada por Rembrandt en 1635.

No hay comentarios:

Publicar un comentario