1.10.14

Rossetti lamentando la muerte de su wombat

Dante Gabriel Rossetti (1869)
The British Museum

A Rossetti le entusiasmaban los animales exóticos y comenzó a recogerlos después de la trágica muerte de su esposa Elizabeth Siddal en 1862. Su casa, el 16 de Cheyne Walk, en Chelsea, tenía un gran jardín que pronto se convirtió en un pequeño zoológico para disgusto de sus vecinos: dos wombats, búhos, canguros, wallabies, un venado, armadillos, loros, pavos reales, un mapache, una marmota, una salamandra, dos burros, un cebú y un pequeño toro. Llegó incluso a iniciar la gestión de compra de un elefante africano que finalmente no llegó a realizarse. 

Amaba a los wombats especialmente, escribió a su hermano indicándole cuando llegó el primero que era 'una alegría, un triunfo, una delicia, una locura'. Desde luego Rossetti era especial en muchos aspectos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario