21.8.14

Vamos a matar vampiros

Equipo de cazador de vampiros (finales siglo XIX-inicios siglo XX)

A partir de la publicación de 'Drácula', de Bram Stoker, comenzaron a comercializarse en el oeste de Europa maletines 'anti-vampiros' más como 'souvenir' que como defensa ante lo sobrenatural. Muchos de ellos incluían cruces, escapularios, agua bendita o ajos, estacas y martillos, no falta de nada, en este maletín se advierten también hasta balas de plata.
La calidad de los materiales es sorprendente, desde luego los recuerdos de viaje que se llevaban a casa no eran como los de hoy en día, pero tampoco los viajeros eran como los de ahora, que no todos podemos permitirnos viajes de novios de seis meses o vueltas al mundo como la del Phileas Fogg...

No hay comentarios:

Publicar un comentario