3.8.14

El Marqués de Remisa tratado en detallle, un retrato de Vicente López Portaña

'El Marqués de Remisa', Vicente López Portaña (1844)
Museo Nacional del Romanticismo, Madrid

Vicente López Portaña fue realmente un gran retratista y un mago del detalle, vamos, nada que envidiar a Winterhalter. Si no lo creéis aquí os dejo la prueba, y subiremos varios detalles de este retrato gracias a Google Project.

Los guantes y el sombrero imprescindibles, el detalle va de mano del increíble López Portaña

Gaspar de Remisa Miarons, Marqués de Remisa y vizconde de Casa Sans (1784-1847). Nacido en Cataluña, fue presidente del Liceo Artístico y Literario español, al cual donó un equipo de fotografía para hacer daguerrotipos. Entre muchos otros negocios también le interesó el de la prensa, financiando el diario 'El Corresponsal' en 1839. Un caballero elevado a la aristocracia en 1840, fue nombrado Vizconde de Casa Sanz y poco después Marqués de Remisa, que nunca dejó de lado la actividad empresarial ni se dedicó a vivir de rentas, algo que no era nada extraordinario en su momento.

Detalle en el que se aprecian los botones de perlas del chaleco, los de diamantes de la camisa, la leontina de oro, el elegante nudo de la corbata y el colorido pañuelo de seda en el bolsillo

En 1826 fue nombrado director general del Tesoro Real de la reina María Cristina, después formó parte del Consejo del Banco de Isabel II y durante la crisis de 1847 favoreció la fusión de los bancos de San Fernando y de Isabel II.

La calidad de la pintura se observa en el hermoso tratamiento de la piel y las manos del protagonista, en el detalle de los legajos y libros que aparecen en el despacho

Aureliano de Beruete y Moret, descendiente del Marqués, fue director del Museo del Prado entre 1918 y 1922. Fue él quien donó al Museo del Romanticismo de Madrid el retrato de su bisabuelo, y también la espectacular mesa sobre la que se encuentran los libros y los documentos que acompañan al mismo.

Mesa del despacho del Marqués de Remisa en el retrato de López Portaña, reproducida al detalle

Mesa del despacho del Marqués de Remisa, que se conserva en el Museo Nacional del Romanticismo de Madrid

Ya para finalizar nos detenemos en el detalle de los relucientes zapatos y la minuciosidad con la que está tratada la alfombra, en la que se puede apreciar cada nudo. Es un regalo para la vista. Fantástica esta visión de las obras de arte que nos ofrece Google Project. Absolutamente recomendable.

Se pueden contar los nudos de la alfombra, que reproduce con una calidad y un espectacular empleo del color
Para saber más puede serte de interés el siguiente enlace: 
La joyería masculina en el Museo del Romanticismo, por Nuria Lázaro Milla, Historiadora del Arte y especialista en joyería del siglo XIX.


No hay comentarios:

Publicar un comentario