2.8.14

Belleza herida entre las flores

Flores deshojadas, Ramón Casas i Carbó (1894)
Colección privada

A finales del XIX existía la creencia de que una persona infectada de sífilis podía curarse completamente si tenía relaciones sexuales con una mujer virgen, una teoría similar a la existente hoy en día en algunos lugares de África con respecto al sida. Consecuencia de ello fue el vertiginoso aumento de violaciones de adolescentes. Ramón Casas denuncia el hecho con esta obra, mostrando a una joven desnuda tendida en el suelo y rodeada de pétalos arrancados de rosas, símbolo de la agresión de la que ha sido víctima.


Casas presentó este cuadro en la Exposición General de Bellas Artes de Barcelona de 1894 causando un gran escándalo, no puedo venderla y se la regaló a su amigo, el músico Isaac Albéniz, como indica una inscripción dedicatoria que aparece en el margen inferior izquierdo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario