1.5.15

Una Deuda de Honor

Pendientes relacionados con alguna oscura historia de un reto a duelo
Hussey and Hawkins, Londres
Fot. Rowan & Rowan

En el siglo XIX continuaban celebrándose duelos para conseguir 'satisfacción' como se hacía desde siglos atrás. Dos caballeros se retaban 'a primera sangre' o 'a muerte' por cuestiones de honor, aunque a veces las disculpas eran las más nimias en una relación de odio puramente personal.
A veces nos encontramos con sorpresas directamente relacionadas con estos hechos, hoy encontramos en el listado de una casa de subastas unos pendientes hechos por encargo alrededor de 1870, en oro de gran pureza y con cristal tallado en los que se representan guantes, uno del derecho y otro del revés. La caja detalla 'Una Deuda de Honor'. 

Después del duelo, Antonio Mancini (1872)
Galleria Civica d'Arte Moderna e Contemporanea, Turín

Los guantes se utilizan para desafiar a otro caballero desde la Edad Media, si había una dama de por medio normalmente se debía a una relación adúltera: el caballero se quita el guante y le da dos bofetadas al otro con el mismo, a la manera que estamos acostumbrados a verlo en las novelas y en el cine. El receptor de las bofetadas debía aceptar el reto y satisfacer la deuda de honor. En otros casos se dejaba caer el guante a los pies del desafiado, 'recoger el guante' era la forma de aceptar batirse.
Probablemente estos pendientes se deben a algún incidente entre dos caballeros y una dama que se llevó las joyas con este motivo, quizá confirmen una relación o representen una disculpa... ¿quién sabe?

Pendientes en oro y cristal tallado con un guante, símbolo del duelo
Hussey and Hawkins, Londres
Fot. Rowan & Rowan

No hay comentarios:

Publicar un comentario